EL SECRETO PARA USAR TU FUERZA DE VOLUNTAD

Hasta 45% de nuestras acciones diarias tienen que ver más con hábitos que con decisiones esto quiere decir que la mayoría de las acciones que realizamos en el día a día son producto de decisiones inconscientes.

El psicólogo Jonathan Haidt explica cómo funciona la interacción de nuestro lado racional y emocional con el ejemplo del jinete y el elefante:

El elefante es grande, fuerte e impulsivo mientras el jinete es astuto pero pequeño y débil; el jinete es nuestro lado racional y el elefante es nuestro lado emocional; si el elefante se rebela contra el jinete este perderá pero necesita aprender a llevar las riendas del elefante y marcar su camino; el camino además representa el entorno (la presión social, familia, amigos, trabajo).

Al cambiar nuestros hábitos hay 2 cosas importantes:

     1) El jinete, nuestro lado racional necesita ir aprendiendo a llevar por el camino al elefante; posiblemente las primeras veces no lo lograra pero se trata de practicar y practicar hasta que salga

     2) Despejar nuestro camino; tu decides que es lo que quieres que aparezca en el camino del elefante; si te rodeas de situaciones y personas con un estilo de vida similar al que aspiras probablemente vas a facilitarle mucho las cosas a tu jinete.

Los 3 están relacionados pues si te rodeas de personas que te insisten en comer papitas tu jinete deberá estar entrenado para resistirse de forma consciente y no dejarse llevar por el elefante que solo busca el placer instantáneo (“De aquí la frase 1 minuto en tu boca y una vida en tus caderas”)

 ¿Qué puedes hacer para usar tu voluntad a favor?

     – Darle información clara a tu jinete así como motivación para actuar; muchas veces no es resistencia del elefante si no falta de claridad en el jinete (Saber por qué haces lo que haces y que te motiva a hacerlo ayuda)

     – Motiva a tu elefante emocionalmente; necesitas tener una meta más allá de solo querer ser una talla menos y recordártelo constantemente para ver tus metas a largo plazo y no dejarte llevar por lo dulce del momento.

 Te recomiendo leer mi publicación sobre “La fuerza de voluntad la madre de todas las fuerzas”

La voluntad es como un musculo y para ejercitarlo necesitas tener una meta clara y bien definidos los motivos por los cuales estas implementando este cambio además recomiendo ampliamente felicitarte a diario por esos pequeños pasos que suman mucho a largo plazo. Si tu meta es muy grande puedes realizarla por fases y darte pequeños premios cada que concluyas una.

Si tu objetivo es bajar de peso te recomiendo leer: “Como medir mi objetivo y sea alcanzable”

También puedes empezar a cambiar tus hábitos y bajar de peso sin pasar hambre con mi Protocolo Rutina Saludable, puedes ver de que se trata dando clic AQUI!

Si prefieres algo mas personalizado pregunta por la disponibilidad de espacios en las sesiones de COACHING UNO A UNO, te platico de que se trata dando clic AQUI!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *