ESCLAVA DE LAS DIETAS

Todos conocemos a alguien que se la vive a dieta o peor aún, todos hemos pasado por un momento en el que vamos dieta tras dieta.

El problema no es hacer una dieta si no ir de extremo a extremo; nos matamos de hambre con una dieta restrictiva y después una voz interior nos dice “Suelten a la tragoncita” y nos dejamos ir comiendo cuanta chuchería nos pasa por enfrente.

Tener equilibrio con nuestra alimentación no es llevarla de extremo a extremo y te voy a dar un buen motivo para que consideres cambiar esto: “Cada vez que tu dejas una dieta y das rienda suelta a tu pasión por la comida tu cuerpo aprovecha para generar nuevas células de grasa” y estas células ya no se eliminan, pueden disminuir su tamaño si vuelves a hacer dieta pero cada vez son mas y mas y por eso cada vez te cuesta más trabajo que una dieta te funcione.

Vas quemando tus cartuchos cada vez que haces una nueva dieta y lo podrás notar porque quizá si es la tercera vez que haces la dieta de la luna esta ya no te da el mismo resultado; este ir y venir de las dietas va fregando tu metabolismo como seguramente tu ya te diste cuenta si es que eres esclava de las dietas o una “dietista crónica”.

El cuerpo tampoco ayuda mucho especialmente en las mujeres pues a nuestro cuerpo le gusta guardar grasa por si acaso, que tal si llega un bebe y nuestro cuerpo no está preparado (aunque no pienses tener más hijos); así que incluso cuando bajas mucho tu porcentaje de grasa corporal el cuerpo protesta y vienen los problemas hormonales.

También suele pasar que en general tienes buenos hábitos pero te entra la ansiedad de querer ir haciendo cuanta dieta te pasa por enfrente porque siempre hay un peso más bajo al que quieres llegar y parece ser un circulo vicioso que nunca termina; esto suele pasar mucho desde el punto de vista emocional porque cuando ocurren situaciones en nuestra vida donde nos sentimos ansiosas, inseguras o sin control de la situación tendemos a agarrarnos de lo que podemos controlar mas fácil que es la comida a través de una dieta pero no importa que tan bien lleves tu dieta sabes que la incomodidad no se genera ahí pero te aferras con todas tus fuerzas pues es tu manera de sentir que tienes el control; si caes en esta situación te recomiendo ampliamente que tomes las sesiones de Coaching personalizado, te platico como funcionan AQUÍ!

Si comienzas una dieta pensando la fecha en la que va a terminar y por tu mente pasan todas las cosas que te quieres comer al terminar la dieta por favor NO LA HAGAS! El fin de una dieta tiene que ser el inicio de un estilo de vida saludable que sea permanente, el punto es llevar una alimentación que te permita bajar de peso sin activar las alarmas del cuerpo que le indican que está en austeridad, esto ayuda a que tu mente acepte la idea de que estas cambiando de forma permanente y una vez que estés decidida al cambio no hay marcha atrás; procura avanzar sin prisa pero sin pausa; te recomiendo un PLAN PERSONALIZADO adaptado a tu alimentación actual, puedes ver de qué se trata haciendo clic AQUÍ!

Si acabas de descubrir que eres una adicta a las dietas, si sientes que estas ya no te funcionan y que a tu metabolismo le cuesta cada vez más trabajo bajar de peso déjame decirte que afortunadamente esto es reversible pero es momento de tomar cartas en el asunto y ser paciente; si este es tu caso puedes llenar el cuestionario inicial y enviármelo a islas.jazmin@gmail.com para ver de qué forma te puedo apoyar, descarga el cuestionario dando clic AQUÍ!

Recuerda que…

Ser saludable es una carrera de resistencia no de velocidad, te invito a encontrar tu propio ritmo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *