YOGA PRINCIPIANTES

Seguro entraste a una clase y saliste a la mitad o la terminaste pero ya no te quedaron ganas de regresar; bueno eso me pasó a mí. Pero gracias a que soy bien necia probé algunas clases en el transcurso de un año y poco a poco fui agarrándole el gusto.

 Aquí caemos de nuevo en una de las claves para no desistir cuando quieres algo y es: Ir encontrándole el gusto poco a poco; desde fuera yoga se ve tan tranquilita y hasta aburrida pero no te dejes llevar por la primera impresión porque muchas posturas requieren de una combinación especial de fuerza, agilidad y paciencia.

Yoga puede aportar muchos beneficios a la salud más allá de alcanzar a tocarte las puntitas de los pies y te comparto algunos de ellos:

  • Incrementa la fuerza
  • Mejora la postura
  • Mejora el funcionamiento del corazón
  • Incrementa la flexibilidad
  • Oxigena el cerebro
  • Activa el metabolismo
  • Ayuda a la digestión
  • Calma la mente

Como cualquier ejercicio te sugiero que te tomes el tiempo de probar los diferentes estilos y tomes clases con varios instructores; eso hice yo hasta que encontré una clase y dije: De aquí soy!

Llegue buscando flexibilidad y además de sus múltiples beneficios el principal que he logrado es la flexibilidad de mente; ser paciente con mi cuerpo y ahí aprendí a apreciar todas las pequeñas cosas que mi cuerpo hace por mi y cada día me sorprendo con algo nuevo; eso me tiene encantada.

Yoga es para todos. No necesitas esperar a bajar de peso, tener más fuerza o mayor flexibilidad para tomar una clase; afortunadamente hay modificaciones para cada una de las posturas y en la clase usualmente te dan opciones, yoga se disfruta así que aprovecha las modificaciones para respirar y poco a poco el cuerpo va a ir cediendo hasta que logres hacer la postura final.

Nota importante: Si entras a una clase y a fuerza quieren que hagas una postura donde sientes incomodidad o incluso el instructor va e intenta “ayudarte” a terminar la postura ejerciendo presión e incomodidad te aconsejo que busques otra clase porque si me paso en alguna ocasión y es algo realmente desagradable.

Hacer yoga en casa: Cada quien decide pero en lo personal no lo recomiendo; al menos conmigo no funciono; fue lo primero que hice cuando quise probar y me inscribí a un reto de 30 días donde te enviaban un video en línea para hacer en casa, la verdad al tercer video lo abandone y no es lo mismo ya que no hay nadie que pueda observar tu alineación o hacer sugerencias para mejorar tu postura.

Prueba las diferentes opciones de yoga, a mí en lo personal me gusta porque en las clases me van explicando cada postura, como alinearla e incluso que significa lo cual me motiva a continuar porque me encanta saber y no solo hacer por hacer.

Recomendaciones:

  1. Usa doble tapete, créeme que tus rodillas lo agradecerán
  2. No te desesperes
  3. No pierdas tu respiración, es mas importante y te ayudara a fluir
  4. No te desesperes
  5. Usa los blocks de apoyo en caso de que necesites ayuda
  6. Prueba diferentes clases

Sin duda me declaro fan del ashtanga y tu?

Me queda un largo camino por recorrer pero voy sin expectativas viviendo el aquí y el ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *